varices

Una variz es una vena que se ha inflamado y esta dilatación impide que pueda efectuarse un retorno de la sangre al corazón en la forma correcta. Esta inflamación o dilatación se produce porque las válvulas venosas, que se ocupan de mover la sangre, no funcionan de una manera adecuada y hacen que la sangre se acumule en la vena.

Las varices se pueden producir en diferentes zonas del cuerpo, como en el estómago o en la zona anal. Estas últimas son conocidas como hemorroides. Pero a nivel estético, que es nuestro campo, las que más nos preocupan son las que se producen en las piernas.

Las piernas son una zona de riesgo para las varices, ya que se trata del área del cuerpo que más alejado está del corazón y que más cercano está del suelo. Por tanto, necesita una mayor energía para impulsar la sangre otra vez hacia arriba.

Además del inminente riesgo para la salud, las varices en las piernas suponen un problema estético para muchos hombres, pero sobre todo para muchas mujeres, que ven como sus piernas se ven afeadas por unas venas que se ve bajo la piel, abultadas y en tonos morados y casi negros.

Esto hace que muchas mujeres tengan problemas para ponerse falda, incluso con medias tupidas. En verano el problema es todavía peor ya que no quieren usar vestidos o ponerse en bañador en la playa.

Algunos factores contraproducentes con las varices

Hay algunos factores que agravan el riesgo de que aparezcan las varices. Estos son algunos de los más frecuentes:

-El sobrepeso o la obesidad. Es seguramente el factor de riesgo más grande en el tema de las varices.

-Estar muchas horas de piel. También es un factor de riesgo, especialmente si la persona está de pie quieta o con movimientos cortos, como las cajeras de supermercado que atienden de pie.

-Pasar muchas horas sentados. Los trabajos excesivamente sedentarios pueden llevar a que aparezcan problemas de varices.

-Los anticonceptivos. Los anticonceptivos, especialmente si se toman de manera prolongada, aumentan los riesgos de mala circulación y de padecer varices.

-Los embarazos. Los cambios de peso así como los cambios hormonales que se producen durante el embarazo dan lugar a que muchas mujeres comiencen a sufrir varices.

-Factores hereditarios. Muchas personas tienen problemas de circulación sanguínea heredados de sus padres. Esto los hace más propensos a sufrir las varices.

Pulsa para llamar /* */