cirugía estetica

La cirugía estética puede ofrecer una serie de beneficios a la persona además de los beneficios estéticos en sí mismos. Los beneficios psicológicos y los beneficios médicos son sin duda los más importantes.

Aumentar la autoestima. No importa cuánto le digas a una persona que es hermosa si ella no se ve de este modo. Alguien con una nariz prominente puede llegar a sentir que todo gira en torno a esa nariz y esta puede llegar a limitar su vida social o impedirle establecer una relación de pareja.

Si alguien no se quiere a sí mismo es difícil que pueda conseguir ser feliz y a veces, mejorar estéticamente es el primer paso para empezar a quererse. Mirarse al espejo y verse bien es importante para todo el mundo y por eso, superar complejos mediante la cirugía estética puede ser un gran paso.

Ganar en seguridad. Tener seguridad en uno mismo va generalmente unido a la autoestima. Pero en algunos casos la inseguridad puede limitarse a ciertos aspectos concretos de la vida en los que una persona puede verse limitada a causa de algún problema estético.

En estos casos, el componente psicológico suele ser muy importante, ya que la persona le da una gran importancia a ese defecto y cree que todo el mundo se fija en ello, incluso si no es así.

Tener más posibilidades de acceder al mercado laboral. Es cierto que vivimos en una sociedad en la que el aspecto físico es muy importante, pero ya no nos referimos a vernos más guapos para poder conseguir con mayor facilidad un trabajo de cara al público. Estamos hablando de ciertas decisiones en momentos de nuestras vidas que, pasados los años, pueden causar problemas.

Por ejemplo, un tatuaje que se realiza demasiado joven y que en ese momento nos parece muy gracioso, puede ser todo un problema a la hora de trabajar cara al público si se ve, sobre todo si puede resultar ofensivo para algunas personas o es de mal gusto.

Lo mismo sucede con técnicas como la dilatación de los lóbulos de las orejas que ahora mismo está tan de moda y que, pasado el tiempo, puede no resultar tan atractiva especialmente si se quiere trabajar en un sitio en el que se requiera una imagen impecable. La cirugía estética puede ayudar a solucionarlo.

Beneficios de carácter médico. Cuando alguien se somete a cirugía estética no siempre lo hace por un problema estético en sí mismo, sino que puede ser por un problema médico. Un tabique torcido puede significar que la persona no respire correctamente o que ronque durante toda la noche.

Unas piernas varicosas no solo son antiestéticas, también suponen un problema de salud que en ocasiones puede ser muy doloroso.

Aunque el paciente gane estéticamente, en estos casos lo más importante es lo que puede ganar a nivel de salud y es el motivo por el que algunos se deciden a entrar en quirófano. Lo cual no quita que, vistos los resultados, se sientan doblemente contentos al ver que también ha mejorado su aspecto físico.

Pulsa para llamar /* */