La Bichectomía o bolas de bichat es un procedimiento quirúrgico que permite un mejor aspecto de las mejillas, mediante la resección de una estructura de la anatomía facial conocida como bolas de Bichat, que son dos bolsas de grasa que en muchos casos hace que una persona tenga la apariencia de ser más gorda de lo que verdaderamente es.

La resección de las bolas del Bichat se basa en los conocimientos anatómicos que debe tener el cirujano, quien define el camino directo y preciso para su extracción, y así obtener resultados estéticos sorprendentes del contorno facial.

Durante una operación de mejillas es necesario tener precaución durante la manipulación de las bolsas, ya que esta zona se relaciona íntimamente con las ramas bucal y cigomática del nervio facial; una manipulación brusca o poco precisa puede lesionar estas estructuras nerviosas y generar una parálisis facial post operatoria.

Existen constantes en cuanto al peso y el volumen de las bolsas, con un promedio de 4,5 gramos o 5 cc respectivamente.

El tamaño de la bola de Bichat se correlaciona raramente con el grado de adiposidad del paciente.

La cirugía de mejillas en España es un procedimiento que está en auge, por sus resultados estéticos, costo moderado y simplicidad del procedimiento.

¿Cómo sería la recuperación?

Las bolas de Bichat, llamadas también bolsas de grasa bucal, son una estructura anatómica muy definida que tienen una gran relevancia en el contorno de las mejillas, y por ende, en la región media e inferior de la cara. El retiro apropiado de las  bolas de Bichat, se conoce como Bichectomía, y en los rostros redondeados u ovalados produce cambios sorprendentes en la simetría facial, reduciendo la plenitud de las mejillas, dando una mayor luminosidad a los pómulos y mayor definición de la línea mandibular y ángulo mandibular.

En la mayoría de los casos el proceso de recuperación de la cirugía de mejillas es muy rápido, tanto así que los pacientes requieren de un solo día de incapacidad y pueden retomar sus actividades cotidianas en las siguientes 24 horas de la intervención. Se produce una ligera inflamación que no genera ningún tipo de dolor. Esta inflamación  desaparece gradualmente en los siguientes 8 días, fecha en la cual se puede observar con mayor precisión el resultado estético de la operación de mejillas. Durante este periodo se prescribe un antibiótico y un antiinflamatorio.

Es recomendable una dieta blanda y  líquidos fríos durante el primer día post operatorio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* */