hidrolipoclasia

La hidrolipoclasia supone una fantástica alternativa para aquellas personas que tienen grasa localizada en un área concreta de su cuerpo y desean librarse de ella pero tienen verdadero terror al quirófano.

Se conoce como la liposucción del futuro ya que sus efectos son muy similares, pero tanto el tratamiento en sí como la recuperación son mucho más sencillos y todavía con menos peligros.

¿Cómo funciona la hidrolipoclasia?

La hidrolipoclasia consiste en la infiltración en el área afectada por el exceso de grasa de un fluido salino especialmente diseñado para este tipo de tratamientos. Dado que este fluido contiene entre otros ingredientes una ligera anestesia, no es necesario aplicar otra a mayores pues no resulta especialmente doloroso.

Una vez inyectado el suero este se une a las células adiposas y estas aumentan significativamente de tamaño. Es en este momento cuando se aplican ultrasonidos de cavitación, que tienen por objetivo actuar contra estas células agrandadas con el fin de romperlas.

Una vez que estallan, la grasa y el fluido son absorbidos por el cuerpo y eliminados a través del sistema linfático.

¿Para quién está indicada esta técnica?

La hidrolipoclasia está indicada para pacientes, hombres o mujeres, que no tienen grandes acumulaciones de grasa y que, en general, están en su peso ideal. No importa la zona en la que se aplique.

Gracias a su eficacia y a sus escasas marcas (solo el pinchazo), la persona tratada de este modo puede hacer vida normal ya al día siguiente de realizarse esta liposucción del futuro. Por eso, es perfecta para aquellas personas que quieren mejorar su imagen pero no pueden permitirse una baja laboral.

Hidrolipoclasia y celulitis

La hidrolipoclasia es también una técnica adecuada para aquellas personas que están en su peso y no presentan acumulaciones de grasa significativas, pero sí que sufren de celulitis.

Hay que estudiar cada caso de manera individual, pero en general, esta técnica supone una mejora significativa del aspecto de la piel y gracias a los ultrasonidos es posible eliminar totalmente o suavizar visiblemente la celulitis.

Consejos tras una hidrolipoclasia

Aunque a cada paciente se le darán unas pautas adecuadas para seguir en su caso concreto, hay ciertas cosas que pueden ayudar tras una hidrolipoclasia, como es el realizarse algunos masajes drenantes por parte de un profesional.

La dieta depurativa con mucha fruta y verdura y baja en sal ayuda a evitar la retención de líquidos y a que se elimine antes la grasa y el fluido utilizado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* */