rejuvenecimiento facial

Envejecer es parte del proceso del ser humano. Es inevitable cumplir años y es bueno asumir que con el paso del tiempo el cuerpo cambia y se transforma. Pero asumir el paso de los años no tiene por qué significar resignación.

Algunas famosas dicen ser totalmente contrarias a la cirugía estética y defienden que quieren envejecer con dignidad, pero si te fijas en ellas, pocas aparentan realmente los años que tienen. Y es que una cosa son los excesos de la cirugía estética que cometen algunas actrices y cada vez más actores y que hacen que sus rostros acaben inexpresivos y escalofriantemente similares, y otra cosa muy diferente es realizarse tratamientos médicos estéticos o incluso pequeños retoques estéticos para lucir un buen aspecto y sentirse a gusto.

¿Acaso no vamos al gimnasio para cuidar el cuerpo y que este continúe viéndose firme y bonito? ¿No compramos cremas para el rostro que nos prometen que nos ayudarán a vernos más jóvenes y no hacemos tratamientos de belleza con nuestra esteticién de confianza? Envejecer con dignidad no significa pues resignarse o descuidarse, sino mantener un aspecto natural sin renunciar a cuidarse y a verse tan bien por fuera como por dentro.

Envejecer, pero menos, gracias a la medicina estética

Si los cuidados de una esteticién pueden ayudar a que la piel esté en mejores condiciones, la medicina estética puede ir un paso más allá. La medicina estética comprende los tratamientos más avanzados en rejuvenecimiento sin bisturí, aunque deben de ser aplicados siempre bajo la supervisión de profesionales de la medicina.

Un ejemplo son los rellenos que se realizan con la propia grasa de la paciente, rica en células madre, y que suaviza las arrugas de una manera totalmente natural. Además, estimula la regeneración de la piel, logrando que las manchas y las cicatrices se atenúen. Estos rellenos también son útiles para corregir las ojeras o para el rejuvenecimiento de las manos.

Los peelings realizados con técnicas de medicina estética son mucho más eficaces que los realizados en centros de belleza y muchas veces, menos agresivos para la piel.

No tengas miedo de la cirugía estética

Al envejecer, las arrugas se van marcando cada vez más y llega un momento en el que la medicina estética no puede corregir las marcas más profundas. Es el momento de plantearse recurrir a la cirugía estética.

A pesar de la mala prensa que algunos han hecho de los liftings, se trata de una técnica muy segura que ayuda a eliminar arrugas y que hace que el rostro quede más firme, pero que no tiene por qué cambiar la expresión del rostro. Eso es algo que solo ocurre cuando o bien lo realizan malos profesionales o bien se cae en un uso compulsivo, abuso, de la cirugía.

Además de los liftings para el rostro hay otras técnicas para rejuvenecer no solo la cara, sino también el cuerpo, conservando siempre un aspecto natural pero mucho más joven. Y es que envejecer con dignidad no significa tener que aparentar la edad que se tiene.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Pulsa para llamar /* */