Los hilos espiculados son una clase de hilo quirúrgico para realizar un lifting facial. Están fabricados en poliodioxanona o PDO que es un material muy utilizado en otras intervenciones, por lo que ofrecen mucha seguridad y sin producir rechazo.

Sus propiedades en las facciones son mejorar la interconexión celular y proporcionar un canal de unión para mejorar la producción de colágeno, elastina y tejidos elásticos que eliminen la flacidez facial y las arrugas del rostro.

Es un procedimiento re-absorbible. Esto quiere decir que cada hilo permanece dentro del tejido de la dermis durante un tiempo determinado, permitiendo que la piel se enganche a ellos para completar los efectos del tratamiento.

A medida que pasa el tiempo, poco a poco irán disolviéndose pero sus efectos pueden apreciarse muchos meses después de que el cuerpo los disuelva debido a la fibrosis entorno a ellos.

 

El procedimiento para hilos espiculados es sencillo y corto, suele durar no más de una hora. El paciente, después del procedimiento, puede volver a casa y en pocas horas puede seguir con sus tareas rutinarias. Antes de iniciar el procedimiento, se pone una crema anestésica sobre la superficie a tratar o anestesia local, ya que es prácticamente indoloro.

¿Cómo se ponen los hilos espiculados?

La puesta de hilos espiculados consiste en insertar unas agujas enhebradas con el hilo tensor por los vectores, que son rayas pintadas sobre la piel del paciente que muestran la trayectoria que debe seguir el hilo con la finalidad de conseguir el mejor efecto tensor. Las agujas atraviesan la piel. La aguja se vuelve a sacar por dónde ha entrado, dejando el hilo dentro. Al estar dotado de esas pequeñas púas, cuando el cirujano estira del hilo, este se engancha con la piel, tensándola. Al elevarse la piel, se corrige la flacidez. Los resultados son visibles inmediatamente, aunque van mejorando durante 2 meses.

La duración de los resultados normalmente es de 1 a 2 años. Esto depende en gran medida de la dieta, la calidad de la piel, la capacidad de regeneración, la genética, además de otros factores del paciente. Si quieres echar una mano a tu capacidad de producción de colágeno, te aconsejamos que tomes vitamina C.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* */