Si ya has probado con todo tipo de dietas y regímenes para adelgazar y no has obtenido resultados satisfactorios, posiblemente necesitas la ayuda de otros sistemas para bajar más kilos.

Muchas personas han logrado perder peso con el balón intragástrico. Se trata de un completo programa multidisciplinario en el que participan médicos, psicólogos y nutricionistas.

Consiste en un dispositivo hinchable que se introduce por la boca por endoscopia. Esto quiere decir que la operación para introducir el balón es sin ingreso hospitalario y dura aprox. 1 hora.

Una vez introducido, el balón intragástrico es hinchado con una solución salina o suero, de forma que en caso de accidente (laboral, de conducción, etc.) no ocurriría nada por absorber el líquido, al tratarse de simple suero fisiológico.

La principal ventaja del balón gástrico (o Balón IntraGástrico BIG) es que se rtata de un tratamiento muy sencillo, que no requiere de ingreso hospitalario, se realiza sin cirugía externa ni incisiones, y además es completamente reversible.

Las ventajas del tratamiento con el balón

El tratamiento se realiza con anestesia local y sedación. Después de la cirugía, si el paciente se encuentra bien, se da el alta hospitalaria en unas horas. Luego de seis meses de la colocación del balón hay que retirarlo vía endoscopia. También disponemos el que dura un año.

La obesidad ha aumentado su prevalencia en los países industrializados, hasta tal punto que podemos decir que se trata de una de las epidemias del siglo XXI. La obesidad es uno de los factores de riesgo de muchas enfermedades que condicionan una disminución de la esperanza de vida y siempre una disminución de la calidad de esa vida.

En aquellos pacientes que han intentado perder peso con dietas y que no lo consiguen a pesar de estar muy motivados, la colocación de un balón gástrico puede ser un tratamiento a tener en cuenta.

Podemos decir que es un tratamiento muy seguro con muchas menos complicaciones y efectos secundarios que cualquier tratamiento quirúrgico (banda gástrica, gastroplastia tubular, by-pass etc) pero evidentemente con más que una simple dieta. A pesar de ser un tratamiento no quirúrgico, el balón gástrico no está exento de riesgos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
/* */