ácido hialurónico

¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es una molécula presente en nuestro organismo, especialmente en las articulaciones, los cartílagos y en la piel, jugando un importante papel en estas partes del cuerpo. También podemos encontrarlo en el organismo de muchos animales.

¿Para qué se utiliza el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico tiene diferentes funciones, para resumir podríamos decir que estas son las principales:

-Cicatrización de heridas: El ácido hialurónico aplicado de forma tópica ha demostrado ser muy eficaz para curar heridas, especialmente las úlceras que se producen cuando el paciente está mucho tiempo encamado.

-Uso en traumatología: En traumatología se utilizan mucho las infiltraciones de este ácido para lubricar las articulaciones cuando hay desgaste en los cartílagos o falta de líquido sinovial. Actúa a medio y largo plazo aliviando el dolor y permitiendo un mejor funcionamiento de la articulación. También se usa para el tratamiento de las lesiones deportivas.

Podemos encontrarlo en las farmacias en forma de suplementos alimenticios para prevenir el desgaste articular y de cartílagos. Es un fantástico desarrollador de colágeno.

-Uso en oftalmología: El primer uso de esta molécula fue precisamente en la oftalmología como lubricante para el ojo que permite que se mantenga húmedo y a la vez protege la córnea.

-Uso en medicina estética: Este es el uso que más nos interesa en este blog y por tanto en el que nos vamos a centrar a partir de ahora. En estética, este ácido se utiliza de muchos modos, tanto para enriquecer cremas de tratamiento para la piel como para realizar rellenos para rejuvenecer el aspecto de la persona.

¿De dónde se obtiene el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico tiene origen animal, aunque sus preparaciones son diferentes según el uso que vaya a tener. Originalmente, se conseguía de la cresta de los gallos, muy rica en este ácido. Actualmente, se consigue también de algas y microorganismos marinos, así como del ojo de los peces, una de las fuentes más importantes de este producto.

En las primeras etapas de su uso se obtenía de los cordones umbilicales de los recién nacidos. Actualmente, esto está prohibido y todo el producto se obtiene de fuentes no humanas.

Los procesos químicos son diferentes según el uso que vaya a darse al ácido hialurónico, no siendo el mismo el que se utiliza para una crema que para una infiltración de relleno de arrugas.

Pulsa para llamar /* */